sábado, 5 de abril de 2008

Esta disminuyendo el doping en el deporte

El deporte de alta competición ha estado muy ligado a la utilización de métodos, medidas y sustancias con el fin de mejorar el rendimiento físico.

En un par de post anteriores, he hecho referencia a la utilización de vestimentas especiales destinadas a obtener mejores marcas, sobre todo en los deportes individuales, pero la mayor parte de las veces que hablamos de métodos, medidas y sustancias destinadas a la mejora del rendimiento estamos pensando en el doping.

El doping siempre ha existido y me imagino que seguirá existiendo porque en todos los ámbitos (no sólo en el deporte) intentamos por todos los medios ser mejores que los demás, con el fin de obtener reconocimiento social, mejores condiciones económicas, más poder,... y para ello la ética utilizada por cada uno puede ser diferente. En este sentido el doping en el deporte no debiera plantearse como algo muy diferente a otras prácticas que en el mundo de la empresa, de la política, del arte,... se consideran correctas. Sin embargo, eso no es así y a ello me he referido en algún post con anterioridad.

El tema de este post es que me ha llamado la atención la noticia publicada en un Blog de Ciclismo en relación a la Disminución de Casos Positivos en el ciclismo. Ya era hora de que en el tema del doping y ciclismo hubiera una noticia positiva que viera la luz. Según los datos que aparecen en dicho blog y que están basados en los publicados por la revista Wielermagazine utilizando datos de la propia UCI, se ha producido una disminución importantísima en el porcentaje de positivos en relación al total de muestras analizadas.



Si además de los datos que nos presentan nos adentramos un poco en los datos de la UCI, podemos decir que en el 2007 se han realizado más controles todavía (llegando a realizarse más de 6400 controles de orina) y que el número de positivos ha sido más bajo.

Vista la evolución, la UCI lo que sí que está realizando es aumentar de forma más significativa el número de controles fuera de competición, que de 152 controles de orina en 2006 han pasado a 1051 en 2007 y la previsión de la UCI es que en el curso de 2008 se realicen 2400 controles de orina fuera de competición.

A estos controles habría que añadir los que realizan directamente la AMA (Agencia Mundial Antidopaje), los que se realizan en las Olimpíadas y aquellos realizados por los Comités Antidopaje o Agencias Antidopaje Nacionales. No hay duda que los ciclistas no están a falta de control.

Y visto lo anterior, no estaría mal que los deportes de alta competición comenzaran a considerarse mucho más limpios que lo que nos transmiten algunos.

1 comentario:

Nenos dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.